Oración a San Martin Caballero para el trabajo

Reza esta oración perfecta para aquellos momentos de presión, en el que sentimos que todo está mal… dale un empujón a tu vida con esta poderosa oración a San Martin Caballero para el trabajo. Muy conocida por su alta efectividad en los fieles creyentes. No esperes más, ¡recibe el milagro leyéndolo!

oracion a san martin caballero para el trabajo
Sagrada Biblia.

Oración a San Martin Caballero para el trabajo

Oremos…

“Glorioso soldado romano, por las pruebas más grandes fuiste sometido por el Señor. Te pido de todo corazón que combatas la miseria de mi casa, que tu espada milagrosa destierre los maleficios en mi vida y que las herraduras de tu brioso corcel me proporcionen suerte en todo lo que emprenda.

Dame la Santa limosna como Dios se la dio a los pobres. Haz glorioso San Martín que cuanto negocio yo emprenda triunfe, dame fortuna y ventura para mejorar mi economía. No me dejes quebrar ni perder en ninguno de mis quehaceres. Dame por favor la buena suerte de conseguir un trabajo digno para que mi familia triunfe. Dame prosperidad, dame riquezas, dame tu generosa ayuda.

*Di tu petición*

Glorioso San Martín, que todo cuanto yo haga o empiece tenga un buen fin, que mis beneficios sean cuantiosos y que corra en mi casa el oro y la plata amando a Jesús, a María y al Patriarca San José.

San Martín, úntame de tus ungüentos, úntame de tus aceites… no me dejes morir sin los Santos Sacramentos. Así como le diste la limosna a aquel anciano, envíamela hoy más temprano, préstame tu caballo para hacer mis diligencias, préstame tu espada para vencer los obstáculos, préstame tu mano para arroparme yo.

Bendito y alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar y la Cruz en que murió nuestro Señor Amadísimo Jesucristo…

Amén.”

Lee más oraciones poderosas como estas en nuestra página principal. ¡Hay distintas oraciones para el trabajo!

¿Quién fue San Martín Caballero?

San Martin Caballero fue el Gran Guardián Imperial, más conocido como el Guardián del Trabajo. Nacido en Hungría y vistió el uniforme militar a la corta edad de 15 años.

oraciones san martin caballero
San Martin Caballero.

Ha sido recordado por más de 15 siglos por el siguiente hecho cuando fue joven siendo militar:

Un día de invierno, se encontró con un hombre el cual se moría de frío y estaba a medio vestir y Martin, como no llevaba nada más que regalarle, sacó su espada y dividió en dos partes su manto dándole así la mitad al pobre hombre.

Esa misma noche, en sus sueños vio a Jesús con la manta que le había regalado a aquel hombre y escuchó que le decía lo siguiente: “Martin, hoy me cubriste con tu manto…”. Sulpicio severo, discípulo y biógrafo del Santo cuenta que tan pronto Martin tuvo esa visión que se hizo bautizar.

Era catecúmeno, se estaba preparando para ser bautizado. Luego se presentó a su General que estaba repartiendo regalos a los militares y le dijo: “hasta ahora te he servido como soldado, déjame ahora en adelante servir a Jesucristo propagando su palabra y religión…”

Un día llegó a decir la siguiente frase cuando le preguntaron sobre los cargos que llegó a ejercer:

“Fui soldado por obligación y por deber, y monje por obligación y para salvar mi alma.”

Un día del año de 371, fue invitado a Tours con el pretexto de que había un grave enfermo que lo necesitaba de manera urgente pero era que el pueblo quería elegirlo Obispo.

san martin caballero para el negocio
Espada y manta de San Martin Caballero.

San Martin se negó en recibir ese cargo ya que él se consideraba como indigno en recibirlo, lo obligaron a aceptar.

Deja un comentario